El Documento de Revisión de la GUIAS INSS sobre SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE (SQM) es el resultado del trabajo de CONFESQ, desarrollado por una de sus entidades: “SFC-SQM Madrid”,  en colaboración con Fundación Alborada. Está basado en los informes emitidos por los médicos especialistas (Dra. Pilar Muñoz Calero, Dr. Joaquín Fernández Solà y Dra. Mar Rodríguez Gimena), a petición de CONFESQ, que se recogen en el documento “Informes Emitidos por médicos especialistas sobre la valoración de la incapacidad laboral en FM, EM/SFC, SQM y EHS”. Documento revisado, además de por los doctores mencionados anteriormente, por el Dr. Antonio Mª Pasciuto, experto en SQM a nivel internacional.  A todos ellos queremos agradecerles su dedicación, esfuerzo, y el gran trabajo que han desarrollado.

En este documento se hace un análisis concienzudo y exhaustivo de cada uno de los puntos tratados en la GUÍA, rebatidos amplia y profusamente, basándose en numerosos estudios y publicaciones de especialistas y entidades de reputación mundial, mucho más actualizados que los tenidos en cuenta por el INSS. Es una excepcional ayuda para objetivar y valorar la capacidad funcional de estos enfermos, de forma apropiada, y reconocerles sus derechos asistenciales y de prestaciones sociales.

Este documente de revisión tiene una gran relevancia, por dos razones:

  • Por la situación especialmente preocupante debido a la agudización generalizada del estado de salud de los afectados por SQM durante la pandemia COVID-19, al haberse incrementado  el uso de productos químicos para la desinfección de espacios públicos, centros de trabajo, centros escolares, así como de espacios comunes en  las comunidades de vecinos, utilizándose en concentraciones mayores de las habituales e incluso de las necesarias, con medidas como la fumigación de nuestras calles con desinfectantes.
  • La última PNL (Número de expediente 161/001206)  presentada el 13/12/2018 por la Comisión de Sanidad, Consumo y Bienestar Social que instaba al Gobierno a «dar mayor visibilidad a estas patologías invisibilizadas, no como trastornos psicológicos ni con síntomas psicosomáticos, sino como enfermedades reales y objetivables y especialmente  a garantizar que el Instituto Nacional de la Seguridad Social «establezca criterios claros sobre dichas enfermedades y su dimensión incapacitadora para el desarrollo de la actividad laboral de carácter temporal o permanente en sus distintos grados”, con el fin principal de tomar las medidas necesarias para mejorar la atención de las personas con fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, y sensibilidad química múltiple:
    • Debía llevarse a cabo a través de la coordinación entre comunidades y atendiendo a la opinión de los expertos, profesionales sanitarios y pacientes, y de acuerdo a la «evidencia científica disponible» y los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
    • Insistir en la necesidad de desarrollar acciones informativas, de sensibilización y visibilización de la enfermedad.
    • Recalcar la importancia de la investigación para avanzar en el diagnóstico de estas enfermedades y analizar el estado de los afectados con la finalidad de fijar las pautas para definir las sentencias de la incapacidad laboral.