El 4 de diciembre de 2018 se publicó en el BOE un «Convenio específico entre la Dirección General del Instituto Nacional de la Seguridad Social y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia para la revisión de la primera edición del «Manual de ayuda para la valoración de la fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, sensibilidad química múltiple y electrosensibilidad».

 El 18 de enero de 2019, la Guía ya aparece publicada en la página de la Seguridad Social, sin haber contado con los pacientes ni con los médicos especialistas.

 Ante los múltiples fallos presentes en la publicación, que ponemos en su conocimiento a través de la unidad de CONFESQ, se solicita a la Seguridad Social la retirada y revisión de esta GUÍA, negándose a ello.

 El documento se titula: “Guía de Actualización en la Valoración de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple, Electrosensibilidad y Trastornos Somatomorfos. 2ª Edición” que recoge una definición de cada patología, forma de diagnóstico, evolución y tratamiento, así como indicaciones sobre los plazos de incapacidad, temporal y permanente, y la evaluación de la misma.

 Su publicación es de una gran importancia porque no sólo llegará a los evaluadores e inspectores del INSS, sino que, además, será distribuida a todos los médicos de atención primaria del territorio nacional, con el objetivo de determinar las incapacidades laborales temporales.

 ASAFA Zaragoza, en unión a CONFESQ, denuncia que no se haya contado con las opiniones de las Sociedades médicas de los especialistas que tratan estas enfermedades, que ya se han posicionado en contra de los criterios de la guía, y que no se haya realizado una actualización de la evidencia científica. Esto traerá consecuencias muy negativas para todos los enfermos/as, no solo desde el punto de vista de los procesos de solicitud o revisión de la incapacidad laboral, sino también desde el ámbito de la salud, por las recomendaciones terapéuticas que recoge y la intención de repartirla a todos los médicos de atención primaria.

 Por todo lo cual, se exige la retirada de la Guía de Valoración 2ª edición. Y la creación de Unidades Multidisciplinares con médicos especializados así como de tratamiento pediátrico.