ATENCIÓN PSICOLÓGICA

APEGO Y RESILIENCIA


El texto de hoy es un resumen de la charla impartida el 16 de marzo de 2017, como prometí. Lo he dividido en dos partes, dejando para la próxima vez el concepto de RESILIENCIA.
El APEGO SEGURO es el resultado de un proceso de interacción que da lugar a la creación de un vínculo emocional y afectivo muy sólido. Otorga seguridad y confianza. En situación experimental el niño se adapta a la situación, observa el entorno y lo explora alejándose de su figura de referencia (madre, padre…) sin dificultad y con coherencia. Puede crearse a veces con figuras sustitutas de los padres, como abuelos o tíos, etc. Este vínculo, desempeña un rol fundamental en la regulación del estrés en momentos de angustia, ansiedad o enfermedad. El niño, que después será adulto, buscará la proximidad y el contacto a lo largo del tiempo. Los seres humanos han nacido con la tendencia innata a apegarse a una persona protectora que lo cuide.
Aunque este vínculo forma un todo, pueden distinguirse en él tres componentes básicos:
1. Las conductas de apego, que son fácilmente observables.

2. La representación mental que nos hacemos de la relación. El apego supone la construcción de un modelo mental de la relación. los contenidos más importantes de este modelo mental son los recuerdos de la relación, el concepto que se tiene de la figura de apego y de uno mismo, y de las expectativas sobre la propia relación. Si esta experiencia es vivida como negativa, incoherente, insuficiente etc…se producen deficiencias o patologías graves en los vínculos afectivos. En una adecuada relación de apego, tal vez el elemento más sobresaliente de este modelo mental sea la percepción de la incondicional disponibilidad de la figura de apego cuando se le necesita. Quien cuenta con una figura de apego adecuada sabe que ésta no le puede fallar. La función esencial de dar seguridad se cumple adecuadamente.

3. Los sentimientos que conlleva es el componente más difícil de estudiar y de hecho el menos investigado, no obstante parece indudable que una adecuada relación con las figuras de apego conlleva sentimientos de seguridad asociados a su proximidad y contacto, y su pérdida real o fantaseada genera angustia.

Pero no siempre se establece un APEGO SEGURO entre las figuras de referencia y el niño, a veces se crea un vínculo basado en un…
APEGO INSEGURO-RESISTENTE, AMBIVALENTE: Estos niños en situación experimental no se apartarían de la madre, suelen llorar y sienten angustia por la posible separación. No tienen total seguridad y confianza en la figura de referencia porque han tenido experiencias de ausencias, falta de disponibilidad… hay apego con sus figuras de referencia pero no es seguro, serían niños con tendencia a ser temerosos, ansiosos, preocupados, angustiados…
APEGO INSEGURO-EVITATIVO: En situación experimental estos niños aparentemente no reaccionan ante la ausencia de la madre y continúan explorando en la sala. Cuando la madre regresa no expresan ninguna emoción ni aproximación. No buscan el contacto. Utilizan una gran cantidad de energía para suprimir las reacciones de un apego natural. No se muestran ansiosos en la separación. Estos niños tendrán tendencia a establecer fácil contacto con extraños, pueden presentar frecuentes conductas de evitación, altos niveles de hostilidad y agresividad, pueden ser negativistas y distantes emocionalmente, irritables, solitarios…
APEGO DESORGANIZADO: es el más patológico. Estos niños en situación experimental presentan conductas de apego ambivalente y evitante. No reaccionan ni ante la separación ni ante la reunión de una forma coherente. Parecen “congelados”, en posición rígida, pueden aferrarse a la madre pero sin mirarla. Muestran conductas desorganizadas y confusas en el reencuentro. No presentan estrategias conductuales que les procuren confort ante el estrés. En un futuro presentarán un repertorio mayor de conductas agresivas, violentas, abusos sexuales…han estado expuestos a más experiencias maltratantes.

Las causas más importantes por las que es más difícil establecer un apego seguro son:
La negligencia psicológica, la negligencia física, el maltrato psicológico, el maltrato físico, la explotación laboral, el modelo inadecuado. Detrás de cada una de estas conductas suele haber problemas de salud mental, conductas adictivas, toxicomanías, discapacidades intelectuales, falta de apego seguro a su vez con sus propias figuras de referencia…es decir, cuando los progenitores no son competentes, es por algún motivo que se lo impide.

El apego juega un papel muy importante en lo que se refiere a la regulación emocional, aunque no hay que olvidar que el apego inseguro es solo un aspecto más de los implicados en la génesis de los trastornos de conducta, es decir, la inseguridad en el apego no tiene por qué ser sinónimo de psicopatología.
Hay un concepto muy unido al APEGO, que es el de RESILIENCIA. Ésta nos permitirá entender por qué a pesar de todo…algunas personas salen adelante y consiguen crear proyectos de vida sólidos y estables.